Delegación Benito Juárez, México, D.F. - La Comisión de Derechos Humanos del DF, se mantendrá atenta a las amenazas de la Delegación Benito Juárez contra denunciantes de obra ilegal en Sevilla 1016, colonia Portales.
Inicio | Noticias | Locales | La Comisión de Derechos Humanos del DF, se mantendrá atenta a las amenazas de la Delegación Benito Juárez contra denunciantes de obra ilegal en Sevilla 1016, colonia Portales.

La Comisión de Derechos Humanos del DF, se mantendrá atenta a las amenazas de la Delegación Benito Juárez contra denunciantes de obra ilegal en Sevilla 1016, colonia Portales.

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
La CDHDF atenta a las amenazas contra denunciantes La CDHDF atenta a las amenazas contra denunciantes

La demarcación política viola los más elementales derechos de expresión, legalidad y seguridad jurídica

Representantes de la Comisión de Derechos Humanos del DF, manifestaron que estarán atentos ante las amenazas que iniciaron las más altas autoridades de la Delegación Benito Juárez, en contra de los vecinos de Sevilla 1020, quienes han venido denunciando públicamente durante cerca de 2 años los atropellos y abusos en la construcción  dentro del predio de Sevilla 1016, de una obra ilegal que no cuenta con los más elementales permiso, (ni siquiera para demolición) para llevar a cabo la edificación de un edificio de seis pisos, cuando el uso de suelo de la zona no permite más de 3 pisos.

La Dirección Jurídica y de Gobierno a cargo del Lic. Luis Vizcaíno Carmona de esta demarcación, en el colmo de la corrupción y arropados en la impunidad bajo un recurso “legaloide”, hoy carga a los afectados de la destrucción de su propia barda cuando fue la constructora quien la destruyó en el domicilio de Sevilla 1020 y de la cual hoy hace responsables a los… ¡afectados! : a subsanar el peligro del desplome de la barda o de lo contrario tendrán que ser obligados a desalojar su domicilio!!!. Cuando la misma Delegación a recibido incontables quejas sobre los abusos de los constructores., incluso presentado personalmente sus quejas ante el mismo delegado Mario Palacios y Luis Vizcaíno, quienes repetidas veces les han señalado a los denunciantes: “no se preocupen esto lo vamos a solucionar”. Ya se vio cual es SU solución.

El caso de este flagrante delito de corrupción no es ajeno a la Comisión de Derechos Humanos del DF, ya que paralelo a este acto de máximo descaro, dentro de la CDHDF, se lleva a cabo por parte de la Tercera Visitaduría General  la integración del  expediente CDHDF/lll/122/BJ/12/D5596 y en el cual consta que desde el 4 de septiembre se ha solicitado se tomen las medidas precautorias e informe la Delegación Benito Juárez, sobre esta construcción a todas luces ilegal. Pero el colmo de este desacato a las solicitudes de la CDHDF, es que el 12 de septiembre se les volvió a enviar una vez más un segundo recordatorio con carácter de Urgente , para contestar en un plazo de 48 horas, este requerimiento (del cual se tiene copia) mismo que fue recibo como consta en el sello otorgado por la misma Dirección Jurídica y de Gobierno de la DBJ el 14 de septiembre a las  10.26 am,  y del cual como a todas las autoridades del GDF como PAOT, INVEADF, SMA, SPCDF, Contraloría General del GDF… han hecho caso omiso. Su respuesta ha sido demandar a los propios afectados de estos actos ilícitos.

Con este castigo y amenazas  de la Delegación Benito Juárez  por denunciar estos actos de corrupción se  violentan  los derechos a la legalidad y seguridad jurídica previstos en los artículos 14 y 16 de la Constitución, así como a los de la libertad de expresión, contenidos en los artículos 6 y 7 de la Carta Magna

Pero también violan el 19.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el 13.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el IV de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, así como los 1, 2 y 13 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión. De ahí que la CDHDF asegura que estará pendiente sobre este caso que resume de una forma violenta e intimidante la corrupción que priva en la Delegación Benito Juárez por parte de sus más altas autoridades.

 

 

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0